¿Cómo se hace un audiolibro?

19 septiembre 2019 / By SMART

En nuestro día a día en Smart Locuciones, entre otros proyectos relacionados con el audio, nos especializamos hace ya dos años en la producción de audiolibros. Nos parece un formato apasionante con millones de posibilidades y desde entonces ya hemos producido más de 300 ejemplares.

El audiolibro es un formato en crecimiento en nuestro país, habiendo casi duplicado la producción en apena dos años

Muchas son las consultas que nos llegan a través de nuestra empresa, en la que escritores, locutores profesionales, actores o técnicos, nos preguntan acerca de la producción de un audiolibro.

El audiolibro ha formado un nuevo género hasta ahora desconocido y si algo lo caracteriza es que no se parece en nada al resto de formatos de voz. Hay tres aspectos principales que hacen que este formato sea muy distinto:

LUGAR DE GRABACIÓN:  A diferencia de los estudios donde podemos grabar cuñas, locución de videos, realizar doblajes o cualquier otro tipo de formato de voz, donde algo de reverberación es necesaria, los estudios para grabar audiolibros deben ser completamente secos. A veces esa sequedad absoluta sorprende al locutor. Por ello los lugares ideales para este tipo de grabaciones suelen ser las cabinas.

NARRADORES: El locutor en este formato tiene un papel fundamental y carga con prácticamente todo el peso de la producción. Es un formato muy complicado que requiere de varias aptitudes que no necesariamente requieren otros formatos: buen ritmo de lectura para lograr un buen ratio de grabación, capacidad vocal para sesiones de al menos dos horas seguidas, control absoluto de ruidos de boca y otros problemas sonoros que en otros formatos no se aprecian tanto, variedad de registros para interpretar diferentes personajes en una misma obra y un nivel interpretativo que no sea ni muy marcado como en el doblaje, ni muy plano. Si quieres más información puedes encontrarla en nuestro post acerca de cómo debe ser un locutor de audiolibros.

GRABACIÓN Y EDICIÓN: En la grabación, al tratarse de sesiones largas y de muchas horas totales, el técnico adquiere un papel muy importante de apoyo al locutor. Es importante que siga el texto y que pueda arreglar y limpiar ciertas cosas sobre la marcha. La edición final también supone el aprendizaje de nuevas herramientas. En un audiolibro no debe escucharse nada más que no sea voz y silencio absoluto, por lo que cualquier ruido (ya sea de boca o del espacio) debe desaparecer. Al tratarse de muchas horas de grabación, puede resultar una tarea muy tediosa. Para ello, el conocimiento de herramientas adecuadas puede llegar a facilitar el trabajo.

En cuanto al proceso de producción, para nosotros, cada audiolibro es una obra única que requiere de cuatro pasos importantes: Pre-producción, grabación, edición y retakes.

PREPRODUCCIÓN: En esta fase estudiamos la obra a producir, repasamos si hay algún elemento en el libro que requiera de una consulta al cliente, o de una adaptación de texto previa a la grabación. También solicitamos al cliente ciertos aspectos importantes de producción como, por ejemplo, si quieren que grabemos la dedicatoria, o anexos o introducciones…etc.  Una vez que tenemos esto preparado procedemos a realizar un casting de tres voces que se adecúen al perfil que requiere la producción. De cada audiolibro hacemos un casting.

GRABACIÓN: Una vez seleccionada la voz o voces (en caso de ser un audiolibro multivoz) explicamos ampliamente a locutor y al técnico unas pautas de grabación. Hay obras que requieren de un director@ de grabación que estará presente y otros que no. Las sesiones suelen ser de entre dos y cuatro horas. Antes de grabar el libro completo, hacemos una grabación de entre 10 y 30 minutos para mandar al cliente. De este modo si hay algún aspecto importante a corregir (por ejemplo, el ritmo de locución, algún nombre de un protagonista que esté mal pronunciado…etc.) se pueda solucionar antes de haber grabado la obra completa.

EDICIÓN:  Una vez hemos finalizado el libro, procedemos a las labores de limpieza y masterización. En esta fase se eliminan ruidos o pausas más largas de lo necesario y se masteriza en el formato que nos solicite el cliente.

RETAKES: Generalmente el cliente revisa el audio completo (hay ocasiones que nos lo encargan a nosotros) y nos envía un informe de errores, con aquellas palabras o fragmentos que no sean literalmente iguales al manuscrito, o palabras que inconscientemente el narrador ha introducido. Con ese informe corregimos la producción y ¡ya esta listo para publicar!.

Si quieres producir un audiolibro no dudes en contactar con nosotros y si te ha gustado este post ¡compártelo!

Marta García (Fundadora Smart Locuciones y Advisor en VOIKERS) 

About The Author

SMART

SMART Locuciones, especialistas en audiolibros y otros formatos de audio online. Además de formatos convencionales, somos la voz de la tecnología.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies